Domingo, 19 2017
02 de junio de 2016
Opinión: El reto de la Educación en Emprendimiento

La enseñanza basada en retos propicia el trabajo colaborativo, herramientas para la solución a problemas reales y el emprendimiento.

 

Hoy la educación se encuentra frente a retos de diferentes dimensiones. Uno de ellos es el motivar a alumnos cuyo perfil e interés es distinto al de generaciones previas. La manera en que interactúan, se desenvuelven y aprenden ha venido a desafiar estructuras y formas de hacer las cosas, entre ellas la educación.

 

La educación basada en retos es una de las propuestas que buscan responder a los retos actuales a los que enfrenta la educación, aunque este enfoque no es del todo nuevo, en los últimos años ha recibido considerable atención.

 

De acuerdo a a Baloian, Hoeksema, Hoppe y Milrad (2006) la educación basada en retos presenta a los alumnos un desafío dentro de un escenario y les pide que piensen acerca de un número de posibles soluciones utilizando una variedad de herramientas. El aprendizaje basado en retos se centra en el pensamiento alrededor de problemas que son significativos para los estudiantes y, generalmente, facilita la colaboración entre pequeños grupos.

 

Con el objetivo de formar en sus alumnos de primer ingreso la competencias de emprendimiento, el Tecnológico de Monterrey lanzó el Reto Emprendedor con Sentido Humano. El reto consiste en generar en los alumnos de primer ingreso una primera experiencia emprendedora, a través de la cual el alumno se familiarizará con la competencia de espíritu emprendedor y sus criterios de desempeño creando valor económico con recursos escasos en un periodo de tiempo limitado.

 

Las utilidades generadas se destinan a iniciativas sociales de grupos estudiantiles y proyectos de emprendimiento social del Tecnológico de Monterrey, generando así, conciencia del pago de la hipoteca social.

 

Este reto obliga a los alumnos a salir de su zona de confort, a aprender a trabajar en equipo, a enfrentarse con situaciones con las que lidiarán en sus vidas profesionales más adelante, como cambiar un cheque en el banco, negociar con proveedores y reaccionar ante faltas de cumplimiento de tiempos de entrega, entre otras.

 

Los lineamientos

 

El Reto Emprendedor con Sentido Humano tiene una duración de 4 meses, iniciando en agosto y terminando en noviembre. Está dirigido a alumnos de nuevo ingreso a su carrera profesional. Se vive en equipos de 5 integrantes, los cuales se asignan de manera aleatoria, buscando que estos provengan de diferentes carreras profesionales.

 

A cada equipo se le asigna un mentor, quien será la persona que guíe al equipo a lo largo del reto, los apoye en la toma de decisiones y en la asimilación de los aprendizajes adquiridos. Asimismo, cada equipo recibe por parte del Tecnológico de Monterrey un capital semilla inicial de $2,000 pesos, a través de un cheque, para ser multiplicado la mayor cantidad de veces por el equipo a través de la venta de un producto y/o servicio innovador. Las utilidades de cada equipo se invertirán en proyectos de impacto social que cada uno de los campus selecciona. Cada equipo, de acuerdo a sus utilidades generadas, decide a qué proyecto social las invertirá.

 

Para apoyar a los alumnos a enfrentarse de mejor manera al reto se les ofrecen una serie de talleres que les orientan y ayudan para el logro del objetivo: recuperar el capital semilla y multiplicarlo la mayor cantidad de veces. Dentro de los talleres que se impartieron se encuentran: Identificación de oportunidades, Soluciones creativas, Trabajo en equipo, Estrategias de ventas, Pitching y Storytelling, Resiliencia, entre otros.

 

 

Por Geraldina Silveyra León, profesora de

la División de Emprendimiento e Innovación (DEI)

del Tecnológico de Monterrey, Campus Guadalajara

Mundo Tec
Campus Guadalajara
Av. General Ramón Corona # 2514 | Zapopan | Jalisco | 45138 | México
Tel. (01-33) 3669-30-00 y 01 800 96 69 300
D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, México. 2017